El Tribunal Constitucional alemán convalidó el miércoles la participación germana en el rescate financiero de Grecia el año pasado y el aporte al fondo de contingencia de la eurozona, pero falló que una comisión presupuestaria tuvo que vetar las futuras decisiones sobre nuevos aportes con dinero del erario.

El fallo significa que la decisión de Alemania de participar en el rescate financiero de Grecia sigue vigente, un elemento crucial porque el tesoro alemán es el mayor contribuyente a la hora de garantizar esos créditos. Empero, podría resultarle más difícil al gobierno obtener el respaldo necesario de sus ciudadanos para las medidas de emergencia financiera frente a la crisis de deuda soberana.

El Tribunal Constitucional Federal rechazó las demandas en contra de esa participación al considerar que no ha violado el derecho del Parlamrnto a controlar el gasto del Tesoro público. Empero su presidente, el juez Andreas Vosskuhle, dijo que el parlamento debe desempeñar un activo papel y no puede limitarse a rubricar las decisiones de la canciller.

"El gobierno está obligado en el caso de grandes gastos a obtener la aprobación de la comisión presupuestaria parlamentaria", dijo Vosskuhle.

El falló había sido atentamente esperado por los mercados financieros en caso de que esos rescates fueran rechazados o severamente limitados, constriñendo la capacidad del gobierno para financiar los rescates, como la aprobación del parlamento en pleno. Empero, la corte no se inclinó por ninguna de esas dos alternativas.

En lugar de ello requiere a los gobiernos solamente consultar con el comité presupuestario antes de comprometer fondos sustanciales. La presente ley de rescates financieros permite al gobierno consultar al comité presupuestario a posteriori en algunos casos.

La canciller Angela Merkel recibió complacida el fallo y dijo al parlamento que los jueces "han confirmado absolutamente" la política de su gobierno.

"El Tribunal Constitucional Federal dijo que la responsabilidad personal y la solidaridad, naturalmente con la aprobación absoluta del parlamento, es lo que procede", insistió Merkel.

La canciller dijo a los legisladores que el euro es más para Europa que una zona monetaria común, e insistió que ningún país que ha compartido moneda con otros ha ido a la guerra con otro.

"El euro es el garante de una Europa unida", indicó Merkel, "Si fracasa el euro, fracasa Europa".