La tormenta tropical Nate deambulabaa el jueves por la bahía de Campeche frente a las costas de México, donde se anticipaba desataría lluvias y marejadas.

Mientras tanto, los remanentes de la tormenta tropical Lee inundaban caminos y carreteras desde Maryland hasta Nueva Inglaterra, agravando la situación de las áreas que recién se estaban reponiendo de los efectos del huracán Irene.

Nate desataba vientos sostenidos máximos de 75 kilómetros (45 millas) por hora con posible intensificación, según el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Se emitió una advertencia de tormenta tropical para las costas mexicanas entre Chilitepec y Celestun.

A partir de las 1200 GMT del jueves, Nate estaba 200 kilómetros (125 millas) al oeste de Campeche, México, y avanzaba hacia el sudeste a casi 1,6 kilómetro (1 milla) por hora.

Más lejos, la tormenta tropical María se desplazaba sobre el Atlántico con vientos cercanos a los 85 kph (50 mph). Se emitió un aviso de tormenta tropical para Antigua y Barbuda, Montserrat, San Cristóbal y Nieves.

María estaba localizada 1.225 kilómetros (760 millas) al este de las islas de Barlovento y avanzaba hacia el oeste a unos 37 kilómetros (23 millas) por hora. Se pronosticaba que su centro se aproximaría a las islas de Sotavento en algún momento el viernes.

Asimismo el huracán Katia se desplazaba hacia el norte como tormenta de categoría 1 en el Atlántico, con un trayecto entre las costas del este y Bermuda, con vientos de 150 kilómetros (90 millas) por hora. No se anticipaba que tocara tierra.