El popular cantante brasileño Roberto Carlos actuará hoy en Jerusalén ante unas 5.000 personas, en un concierto que celebrará 43 años después de su última visita a Israel para la grabación de la película "Roberto Carlos e o Diamante Cor-de-rosa".

El conocido como "Rey" de la música romántica se presentará ante el público a las 20:00 horas (17:00 GMT) con una orquesta de veinte músicos en las Piscinas del Sultán, un espacio abierto a los pies de la antigua ciudadela amurallada.

Con 57 discos, de los que ha vendido 120 millones de copias, tres premios Grammy y doce películas, Roberto Carlos confiesa estar emocionado por su visita a Tierra Santa.

Esta noche cantará en hebreo, además de en inglés, italiano, español, portugués.

El concierto será grabado por Globo TV y retransmitido a 115 países un día después, con motivo de la fiesta de la independencia de Brasil, y editado en vídeo y audio a finales de año.

Unos 1.500 de los asistentes al concierto son brasileños, quienes compraron la entrada dentro de un viaje turístico a los principales lugares de Tierra Santa.

Roberto Carlos se reunió ayer durante media hora con el presidente israelí, Simón Peres, quien le pidió que entonase un fragmento de "Emoções" y otro de "Amor y más amor", el primer tema que cantó en público, cuando tenía nueve años.

Peres dijo del artista que "su voz llegó a Jerusalén antes que su cuerpo", a lo que el cantante respondió con un elogió a la vitalidad del jefe de Estado y Premio Nobel de la Paz a sus 88 años.

"Desde el fondo de mi corazón, quiero decir unas palabras en hebreo: Shalom aleinu kol haolam (paz para nosotros y para todo el mundo)", señaló Roberto Carlos.