El Pentágono anunció el miércoles que aumentó el nivel de seguridad en las bases militares de todo el país debido al décimo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

La Casa Blanca dijo que no se recibieron amenazas específicas y creíbles de ataques terroristas ligados al aniversario y el gobierno del presidente Barak Obama mantendrá la vigilancia durante el aniversario y más allá.

Obama se reunió el martes en la Casa Blanca con sus asesores de seguridad para garantizar que todas las medidas y precauciones fueron adoptadas antes del aniversario del 11/sep, dijo el vocero Jay Carney.

El vocero del Pentágono George Little indicó el miércoles que el aumento del nivel de la llamada "fuerza de protección" en las bases militares estadounidenses no se debió a información creíble alguna de amenaza o la posibilidad de un ataque.

Sí se tuvo en cuenta, aclaró, que al-Qaida se centró con anterioridad en los aniversarios. Little agregó que materiales confiscados en la casa en que mataron a Osama bin Laden en mayo mencionaron el aniversario del 9/11.