El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, apoya un plan que implicaría mantener entre 3.000 y 4.000 soldados en Irak más allá de la retirada prevista para finales de este año con el objeto de entrenar a las fuerzas locales, informó hoy The New York Times en su edición digital.

El diario, que cita a un alto oficial militar como fuente, afirma que la "recomendación" de Panetta implica mantener a muchos menos soldados de los que le propuso al Pentágono hace unas semanas el general Lloyd Austin, comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak, que sugería entre 14.000 y 18.000.

En una entrevista publicada en agosto por el diario Military Times, Panetta ya había dicho que Irak aceptó finalmente la permanencia de tropas estadounidenses más allá del plazo previsto para la retirada de los últimos soldados, a finales de este año.

Lo que no queda claro por ahora es cuántos de los 44.000 soldados estadounidenses que hay actualmente en Irak se quedarían después del 31 de diciembre de 2011 ni cuál sería su misión.

"Hay que discutir qué tipo de ayuda para instrucción los iraquíes creen que necesitan para defenderse y mantener la seguridad", sostuvo en esa entrevista el jefe del Pentágono.

En términos más generales Panetta explicó que las fuerzas militares de Estados Unidos probablemente mantengan un alto nivel operativo a lo largo de la próxima década.