Residentes de la capital de Nevada dicen que se despertaron el miércoles en una pequeña ciudad que perdió su inocencia luego de la masacre a tiros de la víspera en un restaurante de IHOP que dejó cinco muertos, entre ellos el pistolero, y siete heridos.

Poco antes de las 9 del martes, el mexico-estadounidense Eduardo Sención llegó al estacionamiento del restaurante en Carson City en su camioneta azul con una pegatina de respaldo a las fuerzas estadounidenses.

Sención abrió fuego, y seguidamente ingresó al restaurante, donde se dirigió a una mesa a la que estaban sentados miembros uniformados de la Guardia Nacional, disparándole a cada uno de ellos, y murieron, dicen las autoridades.

Funcionarios dieron a conocer los nombres de las víctimas el miércoles, cuando continuaba la investigación de un motivo.

Sención nació en México y tenía un pasaporte estadounidense. Trabajaba en un negocio de la familia en South Lake Tahoe y no conocía a nadie en el restaurante, dijo el alguacil de Carson City Kenny Furlong. No era miembro de las fuerzas armadas.

"Nuestros corazones están con todas las víctimas de ese acto de violencia sin sentido", escribió la presidenta de la cadena IHOP, Jean Birch, en Facebook luego de la masacre. "Los habitantes de Carson City han mostrado un increíble respaldo para las víctimas y el personal de IHOP".

Los muertos fueron el sargento primero Christian Riege, de 38 años; que revistó en Afganistán desde el 2009 hasta el 2010; el mayor Heath Kelly, de 35, que revistó en Irak del 2004 al 2005; y la sargento primero Miranda McElhiney, de 31 años; además de Florence Donovan-Gunderson, de 67 años.

El brigadier general William R. Burks dice que se recomendó a los miembros de la Guardia Nacional en el extranjero que mantengan su concentración mientras lamentan la muerte de sus compañeros de servicio.

Siete personas fueron heridas en el ataque, y sus heridas van desde severas hasta extremamente graves.

"Se trata sin dudas del ataque más devastador en la historia de Carson City", dijo Furlong. "Ayer nuestra ciudad fue sacudida en su seno".