Una nueva llamarada solar apenas afectará la Tierra el viernes y no es probable que cause problemas, dijeron el miércoles meteorólogos.

El Centro de Predicciones Espaciales del Servicio Meteorológico Nacional dijo que las auroras boreales serán más visibles, pero no habrá interrupciones en los servicios radiales, de satélite ni eléctricos.

Agregaron que la llamarada provocada por la erupción solar del martes es de tamaño considerable, pero que la mayor parte de ella pasará lejos del planeta.

El experto Norm Cohen dijo que la llamarada solar arribará alrededor de las 1730 GMT del viernes, pero no hay nada de qué preocuparse.

___

En internet:

Centro de Predicciones Espaciales: http://www.swpc.noaa.gov/