El senador John McCain pidió el miércoles a un comité del Senado que realice una audiencia sobre un controvertido operativo federal que permitió el flujo de más de 2.000 armas de alto poder a México.

McCain solicitó al Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional una audiencia, tan pronto como sea posible, sobre el operativo conocido como Rápido y Furioso.

McCain, un miembro de dicho comité, escribió en una carta que el panel debe "garantizar que no persista más daño de esta operación".

Rápido y Furioso fue un operativo del 2009 de la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego. La dependencia gubernamental permitió que las armas llegaran a México desde Estados Unidos, como parte de un esfuerzo, según dijeron, para perseguir a líderes de los cárteles mexicanos de drogas.

En la Cámara de Representantes se han realizado audiencias sobre la operación.