Las bolsas europeas frenaron el fuerte rebote alcista de la apertura y ganaban a media jornada alrededor de un 2 %, después de tres jornadas consecutivas de descensos y haber caído a mínimos desde hace más de dos años.

Fráncfort subía un 2,3 %, París y Madrid ganaban un 2,5 % y Londres lo hacía un 1,7 %.

La decisión del Tribunal Constitucional alemán de avalar las ayudas a Grecia contribuyó a que subiera la bolsa de Atenas y el resto de mercados de valores europeos.

El Euro-Stoxx 50, de las principales empresas de la zona del europa, ganaba un 2,4 %, tras haber perdido un 10 % en las últimas tres jornadas.

La renta variable europea recibió la referencia positiva de los mercados asiáticos, por las buenas cifras de crecimiento de Australia en el segundo trimestre y una posible relajación de la política monetaria de China.

El Nikkei de Tokio ganó un 2 % tras la depreciación del yen frente al dólar, que impulsó a las empresas exportadoras.

Los inversores de las bolsas europeas cierran posiciones con las que habían apostado a la baja.

Además, los contratos de futuros estadounidense presentaban una tendencia alcista.

Sin embargo, la renta variable europea frenó el rebote ya que un párrafo de la sentencia del Constitucional exige que los próximos planes de rescate y ayudas sean aprobadas sin excepción por la Comisión Presupuestaria del Bundestag, por lo que fortalece los derechos del Parlamento alemán y dificulta al Gobierno provocar decisiones políticas en la crisis de endeudamiento.

En Europa, los títulos que más han caído en las últimas jornadas eran los que más subían: el sector bancario avanzaba un 2,6 %, el automovilístico ganaba 4,5 %, el de la construcción subía un 2,9 %, el de bienes industriales lo hacía un 2,7 % y el de petróleo y gas un 2,5 %.

El Banco Central Europeo (BCE) compró deuda italiana con vencimiento a corto plazo y española, si bien las adquisiciones fueron pequeñas, según algunos operadores.

La rentabilidad de la deuda italiana se situaba en el 5,1 % y la española en el 5 %.

El interés del Bund (bono alemán a diez años), que sirve de referencia era del 1,87 %.

Además, los mercados prestarán atención a los planes de creación de empleo que el presidente estadounidense, Barack Obama, presentará el jueves en el Congreso.

Se prevé que Obama plantee un plan de desgravaciones fiscales y de nuevo gasto en infraestructuras y adiestramiento laboral.

Los mercados descuentan que el Banco Central Europeo (BCE) mantendrá mañana los tipo de interés en el 1,5 % y prestarán atención a los comentarios de su presidente, Jean-Claude Trichet, sobre las actuales tensiones en los mercados de renta variable, fija y de dinero.