El dictador libio, Muamar el Gadafi financió durante años al Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), la guerrilla comunista de Filipinas, según un cable de Wikileaks difundido hoy por los medios filipinos.

El Ejecutivo libio envió al menos 7 millones de dólares al ilegal Partido Comunista de Filipinas y a su brazo armado al final de los años 80 y al principio de los 90, según el cable 91STATE374256 del 14 de noviembre de 1991 citado por la televisión filipina ABS-CBN.

La filtración señala que Libia financiaba también a otros grupos de todo el mundo entregando directamente el dinero a sus militantes que realizaban ejercicios de entrenamiento en el país norteafricano.

"Militantes de Asia, América Latina y África acuden a Libia a menudo para entrenar, normalmente haciéndose pasar por estudiantes", dice el cable.

El Nuevo Ejército del Pueblo cuenta con unos 6.000 combatientes regulares y lleva 42 años alzado en armas contra las fuerzas gubernamentales.

Hace unos días el NEP expresó su voluntad de reanudar las negociaciones de paz en Oslo con el Gobierno de Filipinas con el objetivo de alcanzar un acuerdo de paz antes de junio de 2012.