El ministro de Relaciones Exteriores de Francia instó el miércoles a Rusia a que respalde las sanciones de la ONU contra Siria, alegando que la ofensiva mortífera del régimen contra los manifestantes son un "crimen contra la humanidad".

Después de sostener conversaciones en Moscú de los ministros del Exterior y Defensa franceses y rusos, Alain Juppe dijo en conferencia de prensa que Rusia sigue estando en desacuerdo con Francia en cuanto a un enfoque común sobre Siria.

Varias naciones europeas y Estados Unidos hicieron circular un borrador de resolución de la ONU el 24 de agosto que buscaba aplicar un embargo de armas y otras sanciones contra Siria, con el fin de detener la actual represión del gobierno contra los manifestantes antigubernamentales.

La iniciativa se topó con la oposición inmediata de Rusia, que tiene poder de veto en la ONU y que presentó otro proyecto de resolución en el que simplemente pide que el gobierno del presidente sirio Bashar Assad suspenda su campaña de represión violenta contra los manifestantes y acelere las reformas sociales. No hizo mención de sanción alguna.

Juppe dijo que la represión lanzada por el régimen de Assad contra las protestas equivalía a "crímenes contra la humanidad" y le pidió a Moscú que respalde las sanciones, a fin de enviar una señal fuerte a Damasco.

Rusia y China se han opuesto desde hace mucho tiempo a las presiones de los países occidentales en busca de sanciones contra el régimen de Assad.

En la sede de la ONU en Nueva York, la embajadora de Estados Unidos, Susan Rice, dijo el miércoles que hay debates en el Consejo de Seguridad para tratar de llegar a un acuerdo sobre un texto de resolución, en los que participan los expertos del consejo, embajadores y los distintos grupos del consejo.

___

La periodista de The Associated Press Edith M. Lederer en Naciones Unidas contribuyó a este despacho.