El Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF, por sus siglas en inglés), considerado entre los tres más importantes del mundo, inicia mañana su XXXIV edición en la que destaca un ciclo especial dedicado a la capital argentina, Buenos Aires.

Como ya es tradicional, la muestra canadiense, que no es competitiva y se ha convertido en la plataforma de lanzamiento de las películas candidatas a los Óscar del año, será durante los próximos el centro de atención del mundo del celuloide con el desfile de los principales actores y directores de Hollywood.

Este año la organización del festival ha anunciado que nombres como Brad Pitt, Rachel Weisz, George Clooney, Madonna, Bono, Francis Ford Coppola, Gael Garcia Bernal, Jane Fonda, Clive Owen, Philip Seymour Hoffman, Seth Rogen, Evan Rachel Wood, Viggo Mortensen y Salma Hayek asistirán a la muestra.

En total, el TIFF mostrará del 8 al 18 de septiembre 336 películas (268 largometrajes y 68 cortos) procedentes de 65 países. De los largometrajes, 123 son estrenos mundiales.

Fiel a su tradición de incluir alguna dosis de polémica en cada edición, los programadores del TIFF han decidido que este año el festival se inicie en la noche de mañana con un documental sobre el grupo de rock irlandés U2.

"From the Sky Down", de Davis Guggenheim, en el que se examina la trayectoria del conjunto que capitanea el cantante Bono, será el primer documental que abra el certamen.

Hace dos años, el TIFF rompió con la práctica de iniciar el festival con una película canadiense y en esta edición los organizadores han decidido dar un paso más y dedicarle el codiciado puesto a un documental.

Otros filmes que han levantado expectación en esta edición son "Moneyball", una cinta sobre el mundo del béisbol protagonizada por Brad Pitt, y "The Ides of March", la película de suspense político con algunos de los mayores pesos pesados de Hollywood como George Clooney, Paul Giamatti y Philip Seymour Hoffman.

Entre los estrenos mundiales se encuentran la nueva película del director español Nacho Vigalondo, "Extraterrestrial", una mezcla de ciencia ficción, romance y comedia negra, y "Juan of the Dead", la coproducción hispano-cubana de Alejandro Brugués, que es el primer filme de zombies producido en la isla caribeña.

Pero además de todos estos nombres internacionales, el TIFF presenta este año un ciclo especial sobre Buenos Aires, en el programa denominado "City to City", en el que se mostrarán obras de las nuevas generaciones de cineastas argentinos.

Kate Lawrie Van de Ven, programadora de "City to City", dijo a Efe que el objetivo del ciclo es "presentar trabajos que introducen al público del festival a una amplia variedad de las dinámicas voces cinematográficas que emergen en Buenos Aires así como filmes que son interesantes por su contexto específico urbano".

Una de las películas de "City to City" es "Caprichosos de San Telmo", de Alison Murray, que realiza su estreno mundial en el TIFF.

También están "El gato desaparece", de Carlos Sorin:; "Mundo Grúa", de Pablo Trapero; "Tierra de los padres", de Nicolás Prividera; "Invasión", de Hugo Santiago; "Un mundo misterioso", de Rodrigo Moreno; "Pompeya", de Tamae Garateguy; "Las piedras", de Román Cárdenas; "El estudiante", de Santiago Mitre, y "Vaquero", de Juan Minujín.

Van de Ven explicó que "los filmes que están saliendo ahora mismo de Buenos Aires son muy diversos y eso es lo primero que ofrecen a las audiencias mundiales, una amplia variedad de estilos de contar historias y puntos de identificación".

"En conjunto, la calidad de la cinematografía es muy alta y el atrevimiento y seguridad de los cineastas nos han proporcionado un conjunto de nuevas obras muy convincentes", terminó señalando Van de Ven.