El británico Chris Froome (Sky) ganó la decimoséptima etapa de la Vuelta a España, entre Oyón (Álava) y el alto de Peña Cabarga (Cantabria), mientras que el líder Juan José Cobo (Geox-TMC) fue segundo en la cima a un segundo y conserva el jersey rojo de la general por unos escasos 13 segundos.

Los últimos dos kilómetros de la ascensión a Peña Cabarga dieron lugar a un gran espectáculo, con un duro ataque de Froome al que salió el líder Cobo, que a punto estuvo de ganarle la etapa pero al que le sobraron los últimos metros del puerto, por lo que el británico nacido en Nairobi (Kenia) obtuvo el premio a su valentía y el español conservó el liderato.

La etapa más larga de la Vuelta (205 kilómetros) comenzó muy disputada, con varios intentos de escapada hasta que en los primeros 40 kilómetros se formó una gran fuga de más de veinte corredores como Pablo Lastras (Movistar), Carlos Barredo (Rabobank), Jesús Rosendo (Andalucía), Alberto Losada (Katusha), el francés Silvain Chavanel (Quick Step) o el italiano Matteo Montaguti (AG2R).

La fuga no llegó a superar los 3 minutos de renta, y fue neutralizada 60 kilómetros más adelante. A continuación se formaron varios intentos más, pero el pelotón llegó agrupado al ascenso final a Peña Cabarga, tras superar el alto de Portillo de Bustos (3a categoría) y el de Portillo de Lunada, de segunda.