Una escuela de San Clemente (California) fue desalojada hoy por una amenaza de bomba y las autoridades locales buscan a un enfermero de la Marina desaparecido como supuesto responsable, informó la prensa local.

El primer día de clase en el centro educativo San Clemente High fue interrumpido en la mañana de hoy cuando las autoridades procedieron a registrar el campus en busca de explosivos, explicó al diario Orange County Register el teniente de policía Steve Doan.

"Hemos evacuado el campus y seguimos buscando el artefacto", afirmó Doan.

Responsables de la base de Camp Pendleton notificaron al departamento de policía que un enfermero de la Marina no se había presentado al trabajo.

Posteriormente las autoridades encontraron en el cuartel de la base una nota que indicaba que se había colocado una bomba en esa escuela.

El enfermero, cuya identidad no ha trascendido, se ausentó sin permiso y los oficiales de la Marina están en su búsqueda, detalló el portavoz de la policía local, Jim Amormino, al canal ABC.

Alrededor de 3.200 alumnos y 180 miembros del centro educativo fueron reunidos en el campo de fútbol americano del centro mientras se producía la búsqueda.

"El ambiente es muy relajado. Creen que probablemente sea una falsa alarma", dijo al diario Kevin Schultz, un estudiante de la escuela, de 16 años.