Cuba salió hoy a escena en el 68 Festival Internacional de Cine de Venecia con la presentación del documental italiano "Cuba en la era Obama", una cinta que analiza la situación actual que se vive en la isla caribeña desde el punto de vista de los partidarios del régimen castrista.

El documental, que participa en "la Mostra" dentro de la sección paralela de las "Jornadas de Autor", es obra del periodista televisivo italiano Gianni Minà y está dividido en dos partes de dos horas cada una, de las que hoy se proyectó la primera en la ciudad de los canales.

Al igual que ya sucediera en 2009 con otro documental italiano, en ese caso producido por la televisión pública RAI, en el Festival de Venecia de 2011 se vuelve a reconocer con imágenes los logros del régimen de los hermanos Castro, sobre todo, los referidos a cuestiones del Estado del bienestar como la sanidad y la educación.

De hecho, el contenido de la cinta poco tiene que ver con lo que "a priori" puede sugerir su título, pues solo se hace referencia de pasada a los mínimos cambios que, según Minà, se han producido en las relaciones entre Washington y La Habana tras la llegada al poder del presidente estadounidense, Barack Obama.

Las dos partes comienzan del mismo modo, con sendos conciertos multitudinarios en la capital cubana: la primera con el organizado por el cantante español Miguel Bosé y el colombiano Juanes bajo el título "Paz sin fronteras" el 20 de septiembre de 2009.

La segunda parte empieza con el concierto celebrado el 17 de mayo de 2010 por artistas favorables al régimen castrista ante la sede de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba (SINA), en La Habana.

El documental pasa de un primer tiempo en el que se aborda la historia de los últimos años de la isla y la vigencia del tipo de Estado que propone la revolución liderada por Fidel Castro a un segundo en el que los protagonistas serán los jóvenes, cubanos y de otras nacionalidades latinoamericanas, que estudian en los centros académicos de Cuba.

Entre los temas que se analizan figura también el centro de detención estadounidense de Guantánamo, para lo que muestra el testimonio de uno de los tres cubanos que aún trabajan para el Gobierno de Washington en este lugar o el de los jóvenes que realizan el servicio militar de Cuba vigilando la frontera con la base estadounidense.

La cinta, cuya segunda parte se proyectará mañana en Venecia, cuenta además con el testimonio de destacados personajes de la isla, como el ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, o la directora del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso.

Miguel Cabanillas