Una corte de Connecticut admitió el miércoles la demanda de un hombre que asegura que fue agredido sexualmente durante años por el clérigo fundador de la que fue alguna vez una poderosa orden católica.

La querella presentada por el mexicano José Raúl González afirma que el fallecido sacerdote Marcial Maciel fue además su padre. González argumenta que la orden Legionarios de Cristo fue negligente al no protegerlo de un pederasta conocido.

La determinación del Tribunal Superior de Hartford rechazó partes de la demanda, pero permitió otras aduciendo supervisión negligente.

Joel Faxon, abogado del demandante, dijo que el fallo aumentará los esfuerzos para obtener evidencia.

Un vocero estadounidense de la legión, Jim Fair, señaló que la organización también estaba satisfecha con la determinación, pero se negó a hacer más comentarios.