Esta crisis económica, además de reducir nuestra riqueza y nuestras posibilidades de mejorar en lo económico en el futuro está produciendo muchos otros cambios de fondo que es interesante notar:

En el empleo

- Tener empleo es un verdadero lujo en estos tiempos. La última cifra de generación de empleo en agosto es preocupante: no se generó ni un solo empleo, según el Departamento de Trabajo.

- El desempleo está afectando a los más jóvenes: el desempleo entre los muchachos de 15 años es del 25%, entre los jóvenes de 20 a 24 años es de 14,8%, mientras que la tasa general de desempleo es de 9,1%. Y entre los mayores de 55 años, la tasa de desempleo es de 6,6%.

- Esto indica que la fuerza laboral está envejeciendo y que los trabajadores de más experiencia se están aferrando a sus trabajos. Las nuevas generaciones no están entrando a la vida laboral al ritmo que se necesita y esto puede tener serias consecuencias en el futuro como el hecho de no tener la oportunidad de formarse con la experiencia laboral.

- Cada vez hay más personas que ante la imposibilidad de encontrar empleo dejan de buscarlo. En agosto de este año el número de personas que dejó de buscar trabajo llegó a 2,6 millones, frente a 2,4 millones en agosto del año pasado, un aumento de un poco más del 8%.

- Los empleos estables de toda la vida ahora son muy escasos. Ahora sabemos que la constante de nuestra vida laboral es el cambio permanente.

Otros cambios de fondo:

- La vivienda dejó de ser el activo que siempre se valorizaba y que servía de apoyo financiero de las familias. La vivienda debería volver a ser un activo muy importante para las familias, Sin embargo, hoy las familias tienen que enfocarse solo en su capacidad de generar efectivo. Esa es la verdadera y única fuente de riqueza.

- Hoy pensamos dos veces antes de utilizar una tarjeta de crédito. Hemos aprendido, a un alto costo, que la regla de oro de nuestras finanzas personales es gastar solo lo que realmente tenemos en efectivo y reducir al máximo posible el uso de la deuda.

- Es fundamental empezar ahorrar desde muy temprano en nuestra vida y si creemos que no nos alcanza es porque algo anda mal. El ahorro lo tenemos que considerar imprescindible. Es como el pago de la renta o la hipoteca o las compras en el supermercado. Solo el que ahorra puede construir riqueza a largo plazo.

- El estudio por si solo no garantiza el éxito económico. Es importante combinar el estudio con capacidades empresariales para crear nuevas fuentes de ingresos para nosotros mismos o para las empresas donde trabajamos.

- En el mundo real nos miden por nuestra capacidad de generar ganancias y no por nuestro nivel de conocimientos y experiencia.
 

AOL LATINO

Síguénos en twitter.com/foxnewslatino

Agreganos en facebook.com/foxnewslatino