Los insurgentes libios han rodeado al derrocado dictador Moamar Gadafi y es sólo cuestión de tiempo hasta que sea capturado o muerto, dijo el miércoles un vocero del nuevo consejo militar de Trípoli.

El viceministro de defensa del consejo, empero, reconoció que los insurgentes no tienen la menor idea sobre el paradero de Gadafi, y están centrados en controlar el territorio el lugar de perseguir al ex dictador.

Las autoridades del nuevo gobierno de Libia han ofrecido declaraciones contradictorias sobre el presunto paradero de Gadafi desde la caída de la capital el mes pasado y muchas informaciones sobre el lugar en que se encontraba resultaron no ser ciertas.

Anis Sharif no quiso aclarar si Gadafi ha sido encontrado, pero insistió que continúa en Libia y han seguido sus movimientos con la ayuda de avanzada tecnología y el espionaje humano. Gadafi se encuentra atrapado en un radio de 60 kilómetros (40 millas) y rodeado por los insurgentes, agregó.

"No puede escapar", según Sharif, y agregó que los insurgentes están dispuestos a detener o matarlo. "Estamos jugando con él", dijo Sharif.

La OTAN indicó que NATO que realizó el martes varios bombardeos en torno a Sirte — la aldea natal de Gadafi — y que destruyó seis tanques, seis vehículos blindados y un polvorín de municiones, entre otros objetivos. También bombardeó los reductos gadafistas de Hun, Sabha y Waddan.

El viceministro de Defensa Mohammad Tanaz dijo a la AP que los insurgentes no saben dónde se encuentra Gadafi, que podría seguir oculto en los túneles que yacen bajo Trípoli.

Indicó que la búsqueda no está centrada en sus seguidores.

"Nuestra prioridad es liberar toda Libia", insistió.

Localizar a Gadafi ayudaría a sellar el dominio de la nueva autoridad sobre el país. El anuncio fue formulado después que convoyes de seguidores de Gadafi, incluyendo su jefe de seguridad, cruzaron el Sahara hacia Níger, lo que podría hacer, confían los nuevos gobernantes, que se rindiera el último reducto del dictador.

Según los insurgentes, los incondicionales de Gadafi han iniciado un gran éxodo. Empero, la confirmación sobre el número e identidad de los prófugos fue difícil de conformar dada la enormidad del desierto — más de 1.600 kilómetros (1.000 millas) — entre las zonas pobladas y la frontera.

En la capital de Níger, Niamey, el vocero presidencial Massoudou Hassoumi dijo que el jefe de la seguridad de Gadafi cruzó el desierto y entró en Níger el lunes acompañado por un importante jefe tuareg.

El gobierno de Níger envió un convoy militar para escoltar a Mansour Dao, ex comandante de los Guardias Revolucionarios y primo de Gadafi, a Niamey.

Dao es el único personaje libio de importancia que entró en Níger, dijo Hassoumi, quien negó las informaciones de que Gadafi o sus familiares figuraran en el convoy.