Un jet ruso de pasajeros en el que viajaban los jugadores de un equipo de hockey sobre hielo cayó a tierra el miércoles mientras despegaba en Rusia occidental, provocando por lo menos 43 muertos entre las personas a bordo, informaron las autoridades.

Fue uno de los peores accidentes de aviación en los que se han visto involucrados equipos deportivos.

El ministerio ruso de Situaciones de Emergencia precisó que el avión, un Yak-42, cayó poco después de partir del aeropuerto de la ciudad de Yaroslavl, junto al río Volga, a unos 240 kilómetros al noreste de Moscú. Añadió que en el avión viajaban 37 pasajeros y ocho tripulantes, y que sólo dos personas sobrevivieron: el jugador ruso Alexander Galimov y un miembro de la tripulación.

El ministerio dijo que el avión transportaba al equipo de hockey sobre hielo Lokomotiv desde Yaroslavl hasta Minsk, la capital de Bielorrusia, para jugar contra Dínamo de Minsk en el partido inaugural de la temporada de la Liga Continental de hockey, integrada por varias naciones ex soviéticas.

Once jugadores extranjeros viajaban en el avión, y un funcionario de la embajada checa indicó que los jugadores checos Josef Vasicek, Karel Rachunek y Jan Marek están entre las víctimas fatales.

El avión accidentado era relativamente nuevo, construido en 1993, y pertenecía a la pequeña compañía Yak Service, con sede en Moscú.

Lokomotiv es una de las potencias en la liga rusa de hockey y terminó tercero la temporada pasada.

Entre los accidentes más famosos en los que estuvieron involucrados equipos deportivos está el del equipo uruguayo de rugby Old Christians, cuyo avión se estrelló en los Andes en 1972 y murieron 30 personas.

Además, el club de fútbol Torino perdió a 18 jugadores en un accidente en 1949 cerca de Turín, mientras que un accidente en Munich en 1958 le costó la vida a ocho jugadores de Manchester United.