El técnico de Portugal, Paulo Bento, dijo que la renuncia de Ricardo Carvalho a la selección de fútbol antes de un partido por las eliminatorias de la Eurocopa fue un asunto "muy serio" que amerita una disculpa pública de parte del zaguero del Real Madrid.

Carvalho abandonó la concentración de Portugal la semana pasada antes del triunfo 4-0 sobre Chipre, aparentemente porque estaba molesto por ser relegado a la banca, aunque nunca explicó claramente su decisión. Luego anunció su retiro de la selección.

"Todos nos podemos equivocar, pero en el momento en que uno se equivoca se debe tener conciencia de eso y la hombría para disculparse", dijo Bento el martes por la noche en una entrevista televisiva, según declaraciones que divulgó la agencia Europa Press. "No a mí, pero sí al resto de portugueses por un acto irreflexivo, bastante grave".

Antes del encuentro con Chipre, Bento calificó a Carvalho como un "desertor" y dijo que nunca volvería a jugar por Portugal mientras él fuese el timonel. El defensor respondió comparando a Bento con un "mercenario".

A pesar de la riña entre ambos, Bento dijo que Carvalho no debe ser sancionado.

"Si alguien me pregunta si Ricardo tiene que ser castigado, más allá del daño que ya sufrió por (su ausencia de) la selección nacional, diría que no", señaló Bento.

Carvalho, un central de 33 años que también ha jugado por Chelsea y Porto, tiene 75 partidos con la selección portuguesa desde su debut en 2003.

La federación portuguesa de fútbol anunció que examinará el caso.