Los precios de las acciones bajaron el martes en la Bolsa de Valores de Nueva York, debido a persistentes inquietudes sobre la crisis de deuda en Europa y la debilidad de la economía estadounidense.

El rendimiento de los bonos del tesoro a 10 años cayó por debajo del 2% debido a que los inversionistas recurrían a esos papeles como refugio ante la incertidumbre.

El índice Dow Jones cayó 100,96 unidades (0,9 para ubicarse en 11.139,30. Horas antes había perdido 307 unidades.

El Standard & Poor's 500 perdió 8,73 puntos (0,7 para ubicarse en 1.165,24, mientras que el tecnológico Nasdaq bajó 6,50 unidades (0,2%) para quedar en 2.473,83.

Tres acciones tuvieron pérdidas por cada una que ganó en la Bolsa de Nueva York. El volumen de transacciones se colocó por arriba del promedio con 4.400 millones de títulos.

La caída hizo eco de los resultados en los mercados europeos. El índice europeo Stoxx 600 perdió 4,1% el lunes, cuando los mercados estadounidenses estaban cerrados por el Día del Trabajo, debido a temores de que la crisis de deuda en Europa inhibirá el crecimiento económico en el resto del mundo. El índice perdió 0,7% el martes.

El índice alemán DAX perdió 1% para cerrar en 5.193,97 puntos, mientras que en Francia el CAC-40 cayó 1,1% a 2.965,64 unidades. El índice FTSE 100 de Gran Bretaña modificaba la tendencia al ganar 1,1% para cerrar en 5.156,84 puntos, gracias a las ganancias de compañías mineras.

"Todo el mundo está regresando de vacaciones y vendiendo sus acciones sin siquiera pensarlo", opinó Mark Lehmann, presidente de la JMP Securities.

Septiembre tiende a ser un mes débil para la bolsa y se vaticina que lo seguirá siendo este año debido a la incertidumbre sobre la crisis de deuda de Europa y la debilidad de la economía estadounidense. El viernes, el gobierno estadounidense reportó que no hubo creación de empleos el mes anterior, la peor cifra de empleo desde septiembre del 2010.

En Italia estalló una huelga general antes de unas votaciones parlamentarias sobre recortes presupuestarios. En Estados Unidos, el presidente Barack Obama planea pronunciar un discurso el jueves en el que dará detalles de su plan de generación de empleos.

"Hasta que haya claridad sobre qué ocurrirá en Estados Unidos y Europa, el mercado seguirá reflejando la incertidumbre sobre la posibilidad de una segunda recesión", opinó Quincy Krosby, estratega de Prudential Financial.

Las acciones bancarias sufrieron una caída mayor a la del promedio. La tarde del viernes las autoridades federales presentaron demandas contra 17 bancos importantes debido a irregularidades en sus ventas de hipotecas. El Bank of America Corp. perdió 5%, el Wells Fargo & Co. y el Goldman Sachs perdieron 3%.

Las inversiones más seguras subieron. El rendimiento de los bonos del tesoro a 10 años bajó a 1,97%. El lunes el rendimiento bajó a 1,91% en los mercados asiáticos, su cifra más baja desde que la Reserva Federal de San Luis empezó a llevar un registro en 1962. Los rendimientos de los bonos bajan cuando suben los precios.

Un reporte relativamente positivo sobre el sector de servicios de Estados Unidos no pudo contrarrestar el declive. El Institute for Supply Management informó que el sector de servicios creció en agosto más de lo que los analistas esperaban. El crecimiento de ese sector, que emplea al 90% de la fuerza laboral estadounidense, disminuyó en los tres meses previos.

Más temprano en los mercados asiáticos, las acciones estaban bajo la presión de las caídas europeas del lunes.

El índice Nikkei 225 japonés perdió 2,2% para cerrar en 8.590,57 puntos. En China, el índice compuesto de Shanghai perdió 0,3% para cerrar en 2.470,52 puntos. El índice compuesto de Shenzhen cayó 1,15 a 1.085,35 puntos.

En cambio, el Hang Seng de Hong Kong registró una modesta ganancia de 0,5% para cerrar en 19.710,50 puntos.