El primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan dijo el martes que la armada de su país aumentará la vigilancia en el Mediterráneo oriental ya que Israel se ha negado a disculparse por la mortífera redada del año pasado de una flotilla destina a a la Franja de Gaza, cuya intención era violar el bloqueo naval impuesto por el estado judío.

Erdogan agregó que su gobierno podría imponer más sanciones a Israel ante su negativa de disculparse por el ataque a la flotilla, El ataque ocurrió en aguas internacionales, a 72 millas náuticas del continente y murieron 9 activistas turcos pro palestinos.

Israel lamentó la pérdida de vidas y el martes dijo que podría haber llegado el momento de que ambos países restauren sus hasta hace poco estrechos lazos.

Antes de que Erdogan amenazara con más sanciones, el ministro de Defensa israelí Ehud Barak dijo que "Israel y Turquía son las dos naciones más poderosas en el Medio Oriente y en muchos aspectos, las más importantes. tenemos disputas, pero incluso en el caso de las disputas es muy importante que ambas partes usen la cabeza y no actúen conforme a sus sentimientos. Sería mejor para todas las partes involucradas y en interés de la estabilidad regional enmendar las relaciones". Barak habló con los periodistas mientras recorría la frontera norte de Israel.

Turquía ha suspendido ya sus lazos militares con Israel, ordenó a sus diplomáticos que abandonen el país para el miércoles y prometió apoyar el plan palestino para que sea reconocido como estado independiente este mes en la Asamblea General de la ONU.

Un informe de la ONU consideró la semana pasada "excesiva e irrazonable" la redada israelí, pero aclaró que Turquía y los organizadores de la flotilla contribuyeron a las muertes. Israel aceptó el informe aunque con reservas.

"Para nosotros ese informe nada significa", dijo el lunes Erdogan.

___

Las redactoras de Associated Press Suzan Fraser en Ankara y Amy Teibel en Jerusalén contribuyeron a este artículo.