La jornada del martes del Abierto de Estados Unidos fue arruinada por la lluvia, que obligó a suspender los encuentros del campeón Rafael Nadal y los tres estadounidenses que siguen en pie en el torneo: Andy Roddick, John Isner y Donald Young.

El español David Ferrer y la rusa Vera Zvonareva, subcampeona en 2010, también tenían previsto jugar.

Los aguaceros comenzaron durante la noche del lunes y continuaron el domingo por la mañana, y en primer instancia postergaron los partidos que estaban previstos para comenzar a las 11 a.m. (1500 GMT).

Unas dos horas y media después, la asociación de tenis de Estados Unidos anunció que las sesiones matutina y vespertina fueron suspendidas.

"El más reciente pronóstico indica que las condiciones empeorarán con lluvia ininterrumpida durante el resto del día y hasta la noche", señaló la organización.

En total se suspendieron partidos, incluyendo cuatro por la cuarta ronda de la rama masculina y dos por los cuartos de final de la femenina, además de varios de dobles y juveniles.

La jornada fue asignada para el miércoles, siempre y cuando la lluvia lo permita.

El pronóstico del tiempo para el miércoles, jueves y viernes es de más lluvia, lo que podría ocasionar problemas en la organización del último major del año.

El Grand Slam comenzó el 29 de agosto y termina el domingo. En cada uno de los tres últimos años, la lluvia obligó a postergar la final masculina un día hasta el lunes.

Los partidos de la rama masculina previstos para el martes eran Nadal-Gilles Muller; Roddick-Ferrer; Isner-Gilles Simon y Young-Andy Murray.

En la rama femenina, jugaban Zvonareva-Sam Stosur y Flavia Pennetta-Angelique Kerber.