La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) dijo el martes que la decisión de no renovar la acreditación a un corresponsal español muestra la "intolerancia a la crítica y el miedo a la libertad" del gobierno de Cuba.

El Centro Internacional de Prensa (CIP) de Cuba le informó al periodista Mauricio Vicent, corresponsal del diario El País y de la Cadena Ser de España, que las autoridades no le renovarían su permiso de trabajo por ofrecer una imagen "parcial y negativa" de la isla.

El CIP expide las credenciales a la prensa extranjera e invitada en Cuba y pertenece al ministerio de Relaciones Exteriores.

Vicent trabaja en Cuba desde 1991, está casado con una cubana y tiene hijos nacidos en la isla.

Gonzalo Marroquín, presidente de la SIP, condenó el retiro de la acreditación porque "es una muestra más de la falta de libertad de prensa a la que lamentablemente nos tiene acostumbrado el gobierno de Cuba", según un comunicado de prensa.

Marroquín sostuvo que cada vez que recrudece la represión contra los disidentes en la isla, el gobierno "cercena la libertad de información para tratar de esconder su intolerancia a la crítica y su miedo a la libertad".

El diario El País rechazó la acusación de parcialidad de Vicent y destacó que su trayectoria periodística es "un ejemplo de profesionalidad, imparcialidad y equilibrio".

El diario reveló que desde hacía un año las autoridades cubanas no habían renovado el permiso de trabajo de Vicent, imposibilitándolo de participar en conferencias de prensa y actos oficiales.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Robert Rivard, recordó que la organización había ya efectuado denuncias sobre la libertad de prensa en Cuba en sus informes semestrales, los cuales mencionan que "los corresponsales extranjeros son vigilados de cerca y el control oficial es estricto en cuanto a conminarlos a no cubrir temas sensitivos".

En los últimos meses, las autoridades de Cuba no han renovado las acreditaciones de varios corresponsales de prensa y algunos han tenido que salir de la isla.

La SIP, cuya sede está en Miami, agrupa a los dueños y directivos de medios de comunicación de América. Está integrada por más de 1.300 publicaciones.