Brasil envió el miércoles más soldados a una favela de Río de Janeiro donde los soldados han sido atacados por narcotraficantes.

Un centenar de infantes de marina patrullaban la barriada Alemao, dijeron las autoridades. Las fuerzas de seguridad expulsaron a traficantes de drogas el año pasado de la favela como parte de una campaña de limpieza antes de los Juegos Olímpicos de 2016.

Soldados que patrullaban la zona fueron atacados el martes por miembros de pandillas en un barrio pobre vecino que no ha sido pacificado todavía.

La televisión mostró imágenes de residentes desesperados tratando de cubrirse de los disparos.

Los funcionarios dijeron ignorar si alguien murió durante la noche.

Brasil se comprometió a mejorar la seguridad en Río de Janeiro como parte de su candidatura para organizar los Juegos Olímpicos.