El presidente del Sevilla, José del Nido, convocó a una reunión de los clubes de la liga española para revisar el acuerdo de los derechos de transmisión y tener igualdad con Real Madrid y el Barcelona.

El Madrid y el Barsa reciben más de 250 millones de euros por los derechos de la televisión, más de la mitad del total, y cada día se alejan más del resto de los 18 equipos de la liga.

Sevilla indicó que 15 equipos confirmaron su presencia en la reunión del jueves en su estadio Sánchez Pizjuán. El acuerdo de transmisión actual expira en 2014.

"Esto es una revolución de las bases. Lo podíamos comprar con la Revolución Francesa, que tuvo al principio muchos voceros anteriormente como Voltaire o Rousseau y al final mira cómo terminó el rey que mandaba en Francia", señaló Del Nido.

Del Nido ha sido un fuerte crítico de la hegemonía del Madrid y el Barsa en la liga española, donde han ganado todos los títulos desde 2004.

Tras la primera fecha de la temporada — en la que el campeón Barcelona aplastó 5-0 al Villarreal y el Madrid humilló 6-0 al Zaragoza — Del Nido opinó que esa enorme desigualdad de poder estaba acabando con el fútbol español.

"Esto no tiene vuelta atrás, los dirigentes no podemos permitir que porque dos clubes sean muy poderosos acaben con la liga española, y lo estamos viendo cada año", indicó Del Nido. "El único país en la Europa futbolística que reparte los ingresos televisivos como España es España. Esto ya es un movimiento imparable".

Del Nido señaló que en la reunión del jueves no se tomará una decisión final, pero servirá para "abrir un debate para intentar solventar un problema".

El líder del Sevilla aseguró que todos los presidentes de clubes con los que ha hablado, excepto los de los dos gigantes del fútbol español, están de acuerdo con la idea de repartir mejor el dinero de la televisión.

"Todos me han dicho que están de acuerdo, unos ponen unos matices, otros ponen otros, ahí es donde tenemos que encontrarnos", indicó.

Del Nido pidió que el Atlético de Madrid y el Valencia, los dos principales clubes españoles después del Madrid y el Barcelona, encabecen el movimiento.

"Después en el furgón de cola vamos nosotros. Nosotros no queremos ningún protagonismo", indicó.