República Dominicana, con 23 puntos de Al Horford, triunfó 84-76 el martes ante Uruguay y se clasificó a las semifinales del preolímpico de básquetbol.

Además de su puntería, Holford atrapó 14 rebotes para los dominicanos, que de alguna manera fueron empujados al triunfo estimulados por Edgar Sosa, que en la victoria sobre Panamá el lunes sufrió una fractura expuesta de tibia y peroné que lo mantendrá alejado de las canchas más de seis meses.

El plantel dominicano colgó la camiseta de Sosa al lado del banco de suplentes para recordar al compañero que reposa en un hospital.

El infortunio del armador del Angelico Biella de Italia se produjo cuando se fue con todo debajo del aro para intentar una penetración a la canasta, trastabilló y cayó dando muestras de gran dolor, cuando restaban 37 segundos para el final.

La ausencia de Sosa afectó emocionalmente a los dominicanos.

"Fue un partido muy duro para nosotros, especialmente en la primera parte, porque recién estamos superando lo que le pasó a Sosa", dijo el técnico de los dominicanos, John Calipari. "Estamos por ir ya mismo al hospital".

Dominicana triunfó con parciales 19-25, 25-17, 17-18 y 23-16.

Horford, pivote de los Hawks de Atlanta, fue una fiera en la pintura, y además de ser el mejor anotador y rebotero también lo fue en el rubro de asistencias, con cinco.

Francisco García aportó 12 puntos y Charlie Villanueva 11 para la victoria dominicana.

En Uruguay sobresalió Leandro García Morales, con 22 unidades, mientras Reque Newsome convirtió 13.

"Hay que darle mucho crédito a Uruguay, sobre el final nos jugaron un gran partido", dijo Horford. "Nosotros sentimos la ausencia de Sosa, lo necesitamos por toda fuerza y la técnica que tiene".

Una decena de personas agitaba una bandera con los colores dominicanos con la leyenda "Ahora es por nuestra (insignia) y por Sosa".

Todas ellas lucían camisetas con el nombre "Sosa" en la espalda.

"Esto es un homenaje a Sosa y para motivar a los muchachos", dijo a The Associated Press Bosco Guerrero, quien estaba al lado de su hermano Mario y de otro grupo de dominicanos que viajó a Mar del Plata para alentar al equipo.

José Martínez, que al igual que los hermanos Guerrero dijo ser nativo de Santo Domingo, señaló que "esta desgracia nos tiene mal, pero todos vamos salir de esta, principalmente Sosa, un gran armador".

El técnico Calipari sorprendió con en estrategia de rotación con Kelvin Peña y Elpidio Fortuna, dos jugadores con poco rodaje dentro del equipo. Peña fue autor de cinco tantos y Fortuna de ocho.

"Estoy orgulloso de ambos jugadores", dijo el entrenador de la Universidad de Kentucky. "Antes del partido les dije que estén preparados; Kevin anotó cuando hizo falta y la entrada de (Fortuna) cambió el partido cuando lo hice ingresar en la segunda mitad".