Los deudos la joven peruana Stephany Flores, presuntamente asesinada por el holandés Joran Van der Sloot, no están conformes con la pena de solo 30 años de cárcel pedida por la fiscalía contra el acusado, pero podrían aceptarla para no dilatar más el inicio del juicio, dijo el martes su abogado.

El holandés, de 23 años, también es el principal sospechoso de la desaparición en Aruba, en 2005, de la estudiante estadounidense Natalee Holloway, cuyo cuerpo no fue encontrado por lo que se libró de ir a juicio por falta de pruebas.

Edward Alvarez, abogado de la familia Flores, dijo en entrevista con AP Televisión, que la fiscal Miriam Riveros debió pedir la pena máxima de 35 años para el delito de homicidio calificado, pero no consideró las diligencias y exámenes al cuerpo de la víctima, que evidencian "la brutalidad" con la que Van der Sloot le dio muerte.

"Nosotros estamos en una encrucijada porque no estamos conformes plenamente con esta acusación, pero también tenemos el riesgo de que si observamos la acusación, y la sala devuelve el expediente a la fiscal, podría tomar dos tres meses más, y el juicio no empezaría hasta el próximo año", dijo Alvarez.

Además, señaló, en diciembre el holandés cumplirá 18 meses preso sin una sentencia, y su defensa podría pedir que se le cambie la reclusión por arresto domiciliario.

Por eso Alvarez dejó entrever que no observarán el dictamen fiscal, y que optarán porque, en el transcurso del juicio, se incorporen nuevos indicios incriminatorios que permitan pedir cadena perpetua para el holandés.

La defensa sostiene que Van der Sloot la asesinó para robarle el dinero que ella había ganado en un casino, delito tipificado como robo agravado seguido de muerte, que es sancionado con cadena perpetua.

La defensa del holandés plantea un atenuante, que el extranjero actuó bajo una emoción violenta al enojarse por descubrir que Flores había estado supuestamente hurgando en su computadora personal. La AP no pudo tomar contacto con el nuevo abogado de Van der Sloot.

El próximo lunes, las partes participarán en una audiencia judicial en la que deberán manifestar su conformidad o disconformidad con la acusación fiscal.

De no ocurrir más dilaciones, el juicio podría iniciarse en octubre o noviembre, según Alvarez.

En mayo de 2010, Flores, de 21 años, fue asesinada a golpes y estrangulada por Van der Sloot, en el cuarto de hotel que él ocupaba en Lima luego de haber estado juntos jugando en un casino.

Aunque en un inicio Van der Sloot admitió el crimen, luego afirmó haber sido presionado por la policía para inculparse.