El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, presentará el martes ante el Parlamento el presupuesto 2012 que prevé préstamos más bajos.

El borrador del plan de gastos, que fue publicado y aprobado en julio por el gabinete de la canciller Angela Merkel, considera un gasto total de 306.000 millones de euros (432.000 millones de dólares), comparado con 305.800 millones de euros (429.500 millones de dólares) aprobados para este año.

El financiamiento neto para 2012 fue fijado en 27.200 millones de euros (38.400 millones de dólares), inferior con respecto a los 48.400 millones de euros (67.900 millones de dólares) de este año.

El Parlamento sostendrá varias sesiones para debatir el borrador del presupuesto 2012 antes de votar por el plan de gastos a finales de noviembre.

Schaeuble dijo al Parlamento el martes que el gobierno quiere "crear confianza... a través de la responsabilidad financiera".

El fuerte crecimiento económico de Alemania ha generado el crecimiento del ingreso fiscal este año, colocando al gobierno en una mejor forma financiera.