Ocho soldados iraquíes murieron hoy en una emboscada lanzada por hombres armados que iban vestidos con uniformes militare en el oeste de Irak, informaron a Efe fuentes oficiales.

Un responsable policial iraquí precisó que un grupo de hombres armados vestidos de uniforme abrió fuego contra una patrulla militar que pasaba por un puesto de control falso que habían instalado en la ciudad de Hadita, 200 kilómetros al oeste de Bagdad.

La fuente, que acusó a la organización terrorista Al Qaeda de estar detrás del ataque, agregó que los autores del ataque utilizaron armas automáticas y mataron a siete soldados y un teniente.

Además, un soldado resultó herido mientras que los atacantes huyeron después de cometer el atentado.

Al Qaeda anunció recientemente que desde mediados del mes de Ramadán, es decir, del pasado 15 de agosto, lanzaría cien ataques de diferentes tipos en todas las provincias de Irak, en venganza por la muerte de su líder Osama bin Laden.