La selección mexicana sub'22 buscará mañana la revancha en un partido amistoso con un combinado joven de Chile, luego de la victoria por 1-3 que este alcanzó el pasado viernes en San Luis de Potosí.

El segundo amistoso en menos de una semana se disputará este miércoles en Curicó, a 200 kilómetros al sur de Santiago, a partir de las 19.45 horas (22.45 GMT).

En principio el encuentro estaba programado para hoy pero la Federación de Fútbol de Chile lo postergó por el duelo oficial decretado por el Gobierno tras el accidente de un avión que cayó en el mar con 21 personas a bordo en el archipiélago Juan Fernández.

La convocatoria de Chile para este compromiso incluye al arquero Ignacio González, del Puerto Montt, que entra en reemplazo de Christopher Toselli, de la Universidad Católica.

Toselli y su compañero de equipo Enzo Andía salieron de la nómina para sumarse a los entrenamientos de la Católica, que el jueves se enfrenta al Deportes Iquique en la Copa Sudamericana.

Por su parte, la sub'22 de México, que se prepara para los Juegos Panamericanos, se encuentra desde el domingo pasado en Santiago y se ha entrenado en las instalaciones de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de Chile.

El seleccionador mexicano Luis Fernando Tena lamentó la tragedia aérea que ha enlutado a Chile.

"Es muy lamentable lo del accidente y uno tiene que entender y adaptarse a eso. Hasta beneficiario puede ser para nosotros tener un día más de trabajo", dijo el técnico.

Tena dijo que estos partidos frente a Chile son "de mucha utilidad" para ambas selecciones y vaticinó que el nivel de exigencia para el choque de mañana será superior al del viernes pasado por el hecho de jugar como visitantes.