El coronel Muamar Gadafi está "en buen estado de salud y con buen ánimo en algún lugar de su tierra", afirmó hoy su portavoz, Musa Ibrahim.

En declaraciones telefónicas al canal por satélite sirio "Al Rai", Ibrahim subrayó que el que fuera líder del país hasta hace dos semanas no podrá ser encontrado.

"Está en Libia. En una zona inalcanzable para estos grupos sediciosos. Tiene buen ánimo y goza de muy buena salud", agregó el funcionario que fue la voz del régimen hasta que el pasado 20 de agosto las tropas rebeldes asaltaran y tomaran Trípoli.

Ibrahim subrayó, asimismo, que también se encuentra en Libia el hijo más belicoso del dictador huido, Saif el Islam, quien "se mueve de un lugar a otro".

Las autoridades rebeldes libias han señalado en varias ocasiones que están "bastante seguras" de conocer el lugar en el que se esconde el tirano, e insistieron en que su captura y muerte solo es cuestión de tiempo.

Algunos rumores apuntan a que podría hallarse, junto a su hijo Saif al Islam y un puñado de sus fieles, en la provincia de Bani Walid, al sur de Trípoli, asediada desde hace semanas por las fuerzas rebeldes.

Otros le sitúan en la ciudad de Sebha, más al sur de Bani Walid, e incluso en su localidad natal, Sirte, también asediada, aunque los menos sugieren que se halla cerca de la frontera con Argelia, o que incluso habría cruzado a este país, como ha hecho parte de su familia.

En una grabación sonora emitida el pasado 1 de septiembre por el mismo canal sirio, una voz atribuida a Gadafi prometió regresar y lanzar "una larga guerra de guerrillas" para controlar de nuevo el país.