Los explosivos que desaparecieron del aeropuerto internacional de Phoenix durante un entrenamiento de la policía hace varios días fueron localizados por un automovilista cerca de una carretera, informó la policía el lunes.

La desaparición provocó que las autoridades buscaran en la terminal aérea varias veces durante el fin de semana.

Los explosivos, dos tubos de color anaranjado de un cuarto de kilo (media libra) de peso cada uno y colocados dentro de un suave contenedor azul para hielo fueron extraídos por un "individuo desconocido" el viernes por la tarde del Aeropuerto Internacional Sky Harbor de Phoenix.

La policía había colocado el contenedor en un área pública de la Terminal 4 del aeropuerto para entrenar a perros de la policía. El área se encuentra fuera de los puestos de seguridad, donde no hay restricciones en los objetos que ingresan al aeropuerto, dijeron las autoridades.

Las operaciones de la terminal no fueron interrumpidas por la desaparición de los explosivos, dijo el sargento Tommy Thompson.

La policía eventualmente concluyó que el contenedor no estaba cerca del aeropuerto.

El automovilista Raymond Saiz reconoció el recipiente por las noticias que vio por televisión el lunes por la mañana y estaba en una acera a unos 12 kilómetros (8 millas) de la terminal aérea, en el sur de Phoenix. Lo recogió, vio los explosivos dentro y llamó a la policía.

"Cuando vi los cilindros anaranjados, supe qué era", dijo a KSAZ-TV.

Un escuadrón antibombas determinó que los explosivos no fueron alterados y retiraron con cuidado el contenedor del lugar.