El fundador de Wikileaks estalló el martes contra el periódico británico The Guardian al decir que la "negligencia" del diario obligó a su organización a dar a conocer documentos secretos de la diplomacia estadounidense.

Fue la primera declaración de Julian Assange desde que Wikileaks dio a conocer su archivo completo de cables del Departamento de Estado.

Assange dijo ante una audiencia en una feria tecnológica en Berlín que un periodista del Guardian publicó la contraseña de los archivos encriptados en su libro, creando una situación en la que algunas personas tuvieron acceso a los documentos no censurados y otras no.

Al hablar desde un enlace en video desde las afueras de Londres, Assange dijo que "era necesario dar la información de forma autentificada al público en general... y a aquellas personas que pudieron haber sido mencionadas en esos materiales".