El entrenador de la selección mexicana de fútbol, José Manuel de la Torre, minimizó los buenos resultados de su equipo en un par de amistosos en Europa y recordó que el verdadero objetivo es clasificarse para el Mundial de Brasil-2014.

"El proyecto está claro, el objetivo es la clasificación al Mundial; estos partidos ayudan para vislumbrar con quiénes podemos armar la selección", dijo el técnico al llegar a la Ciudad de México procedente de España donde los mexicanos vencieron ayer 1-0 a Chile, y tras empatar 1-1 con Polonia dos días antes.

De la Torre comentó que los primeros pasos de su proceso se han dado bien al ganar la Copa de Oro y obtener el boleto a la Copa Confederaciones, pero trabaja para llegar bien a la eliminatoria de la Concacaf en la que México buscará su pase al Mundial.

Este domingo, el "Chepo" de la Torre llegó a 14 partidos invicto al frente de la selección mexicana, pero dio poca importancia al tema. "Estos partidos son de preparación, nos sirven para ver con quienes podemos contar", insistió.

Al hablar del ambiente en el equipo en lo que va de año, elogió a sus jugadores y reconoció que es grande la competencia entre ellos.

"Los jugadores se han comportado a la altura de lo que es una selección nacional y eso nos tiene tranquilos, contentos. La competencia interna está fuerte, hay jugadores que andan en buen nivel en sus clubes y mientras más competencia haya, va a haber una mejor selección", apuntó.

Al hablar de la eliminatoria, alertó que si México pierde algún partido en la etapa de preparación no pasará nada porque lo más importante será el juego del equipo.

"Si viene una derrota no pasa nada, lo que interesa es el funcionamiento de un equipo, eso es lo que nos da para poder aspirar a las victorias y las victorias son consecuencia, eso es lo importante", concluyó.