El nuevo ministro japonés de Industria, Yoshio Hachiro, aseguró que espera reanudar el funcionamiento "tan pronto como sea posible" de los reactores nucleares paralizados tras la tragedia del 11 de marzo, informó hoy la agencia Kyodo.

Tan solo once de los 54 reactores atómicos del país se encuentran en funcionamiento, mientras el resto, más del 79 por ciento, están paralizados por precaución y revisiones a raíz de la crisis nuclear en la planta Fukushima Daiichi, lo que complica los problemas de suministro eléctrico en el archipiélago.

Hachiro aspira a que se pueda reanudar el funcionamiento de las unidades detenidas siempre y cuando los Gobiernos locales que cuentan con una planta nuclear en su jurisdicción aprueben su reapertura, informó Kyodo.

"Si la población de las zonas locales (que albergan centrales nucleares) lo aprueban, espero (que la reapertura) se pueda realizar lo antes posible, aunque no puedo asegurar que sea antes de final de año", afirmó Hachiro.

Para poder retomar la actividad de los reactores, el Gobierno exige superar una prueba de resistencia que garantice su seguridad a través de simulaciones informáticas que evalúan el aguante de las plantas ante situaciones de emergencia, como terremotos y tsunamis.

El titular de Industria añadió que, aunque los reactores no se reactiven próximamente, el Gobierno podría evitar la instauración de medidas de ahorro energético durante el invierno, ya que espera que las eléctricas cooperen para garantizar el suministro.

Por primera vez en 37 años el Gobierno solicitó este verano a empresas y hogares el ahorro de hasta un 15 por ciento de energía a fin de evitar cortes en el suministro ante la paralización de los reactores del país.

Hachiro añadió que el Gobierno necesita poner fin en enero de 2012 a la crisis de la central de Fukushima Daiichi, la peor en los últimos 25 años, descontaminar la radiactividad de la zona e investigar las causas del accidente.