El antiguo gerente legal de News International (NI) Tom Crone dijo hoy que está "seguro" de haberle informado a James Murdoch, presidente de ese grupo, de la existencia de un correo electrónico en el que se sugería que la práctica de las escuchas ilegales del "News of the World" (NoW) estaba extendida.

En una comparecencia ante el Comité de Medios de Comunicación de la Cámara de los Comunes, Crone aseguró que comunicó en su día a Murdoch que existía el correo, conocido como "Para Naville", que indicaba que la práctica de las escuchas no era supuestamente exclusiva de un único periodista sobre un caso que implicaba a un directivo de la federación de fútbol.

Cuando circuló ese correo interno, el entonces corresponsal de la casa real del dominical, Clive Goodman, ya había sido encarcelado por haber pinchado teléfonos para obtener exclusivas.

En su comparecencia ante este mismo comité el pasado julio, James Murdoch afirmó que no estaba al tanto del correo.

Sin embargo, Crone aseguró hoy que informó en su día a Murdoch sobre este correo, que era la transcripción de una información obtenida ilegalmente sobre Gordon Taylor, directivo de la federación de fútbol, a quien el dominical tuvo que indemnizar.

Fue en esa reunión con Murdoch que éste autorizó que se indemnizara a Taylor por haber sido víctima de escuchas ilegales, un pago que ascendió a 425.000 libras (unos 480.250 euros).

Además de Crone, comparecen ante este comité el antiguo director del tabloide Colin Myler; el exdirector legal Jon Chapman y el exdirector del departamento de Recursos Humanos, Daniel Cloke.

Crone ya había puesto en duda la declaración dada a finales de julio por el dueño de News Corporation, el magnate australiano Rupert Murdoch, y por su hijo James, presidente de News Internacional -la rama británica de News Corporation-.

Ambos declararon ante el Comité de Medios de Comunicación de la Cámara de los Comunes sobre el escándalo de los pinchazos.

Crone negó que Rupert y James Murdoch no tuvieran constancia de la existencia del correo fechado en abril del 2008.

En declaraciones hechas a la BBC el pasado mes, el presidente del comité de Cultura, John Whittingdale, no descartó volver a llamar a Rupert Murdoch para que responda a más preguntas.

La Policía Metropolitana de Londres investiga actualmente el caso de los pinchazos ilegales cometidos por periodistas de "News of the World", un tabloide que se vio forzado a cerrar el 10 de julio tras 168 años de historia a consecuencia del escándalo.