El Gobierno de EE.UU. no ha recibido la solicitud formal de beneplácito para que la actual ministra ecuatoriana Nathalie Cely asuma las funciones de embajadora en Washington, informo a Efe un portavoz del Departamento de Estado.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció el sábado la designación de Cely como la nueva representante de Ecuador ante Estados Unidos, lo que pondría fin a meses sin embajadores en ambos países por una disputa tras la filtración de un cable diplomático.

"No hemos recibido una petición formal de beneplácito para la embajadora designada a Estados Unidos por parte del Gobierno de Ecuador", indicó el portavoz.

De recibirla, "la revisaremos y contestaremos como corresponde al Gobierno de Ecuador", agregó.

En cuanto al próximo representante estadounidense en Quito el portavoz recordó que la decisión de nombrar a un nuevo embajador para Ecuador corresponde a la Casa Blanca.

Cely, actual ministra Coordinadora de la Producción, Empleo y Competitividad de Ecuador, indicó el lunes tras una reunión con otros ministros en Quito que esperaba estar a mediados de diciembre en Washington para iniciar sus funciones como embajadora.

Ambos países retiraron a sus respectivos embajadores en abril a raíz de una crisis diplomática desatada por un cable estadounidense divulgado por WikiLeaks que denunciaba la presunta corrupción policial en Ecuador.

En el cable filtrado, firmado por la entonces embajadora estadounidense, Heather Hodges, se afirmaba además que funcionarios de la Embajada creían que Correa puso a un agente corrupto al frente de esta institución para poderlo manipular.

A raíz de esto, Hodges fue declarada persona "non grata" y abandonó Ecuador el 12 de abril, mientras que Estados Unidos hizo lo propio con el entonces embajador del país andino en Washington, Luis Gallegos, quien llegó a Quito el 15 de ese mes.