El ministro de Defensa brasileño Celso Amorim ofreció el martes a Paraguay blindados y radares para modernizar sus fuerzas armadas.

El funcionario brasileño, canciller durante la presidencia de Luiz Inácio Lula Da Silva, realizó una visita de cortesía al jefe de Estado paraguayo Fernando Lugo.

"Queremos cooperar con nuestros vecinos en materia de seguridad", dijo Amorim en rueda de prensa. Si necesitan "blindados y radares para modernizar sus fuerzas armadas, sólo debe pedirnos; estamos para cooperar", agregó.

Paraguay gestiona ante organismos internacionales un préstamo de 40 millones de dólares para la compra de un radar para el aeropuerto internacional de Asunción y aviones de transporte para las fuerzas militares.

El general Miguel Christ, comandante de la fuerza aérea, informó recientemente la adquisición de dos radares móviles sólo para uso militar por 4,2 millones de dólares. Los aparatos fueron comprados a la compañía israelí Elta Systems.

Amorim aclaró que el despliegue de tanques de guerra y soldados brasileños en la región limítrofe de Foz do Yguacu en la frontera con la paraguaya Ciudad del Este "es una rutina".

Foz do Yguacu, Ciudad del Este y Puerto Iguazú en Argentina integran la denominada Triple Frontera, un área comercial caracterizada por la presencia numerosa de inmigrantes sirios libaneses dedicados, principalmente, al comercio de electrónicos, vídeo juegos, cigarrillos y bebidas alcohólicas.