El Banco Nacional de Suiza decidió fijar el martes el tipo de cambio del país en 1,20 francos por euro e indicó que comprará una cantidad ilimitada de euros independientemente del riesgo de mantener ese valor.

El instituto central tomó la decisión debido a lo que llamó "la actual sobrevaluación masiva del franco suizo".

El euro, que se estaba cotizando en unos 1,10 francos, subió a 1,2024 unidades tras el anuncio.

El banco añadió que la sobrevaluación representa "una aguda amenaza a la economía suiza" que depende de las exportaciones y del turismo.

Añadió en un comunicado que está "preparado para comprar moneda extranjera en cantidades ilimitadas" y agregó que "ya no tolerará" una tasa de cambio por debajo de 1,20 francos, la cual sigue siendo elevada.