Los soldados sirios abrieron fuego el martes en la acosada ciudad rebelde de Homs y sus alrededores, y mataron a dos personas, entre ellas un adolescente, dijeron activistas.

Por otra parte, agregaron, se encontraron los cadáveres de cinco personas no identificadas, entre ellas una mujer, en el centro de la ciudad.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó al mundo a tomar medidas contra Siria. En unas de sus declaraciones más fuertes en condena de la violencia, Ban dijo que el presidente Bashar Assad debe tomar "medidas audaces y decisivas antes de que sea demasiado tarde".

"Ya es demasiado tarde, de hecho", agregó Ban en Nueva Zelanda, donde asistió a una reunión de mandatarios de la Cuenca del Pacífico. "Si tarda más y más días, morirán más personas", añadió.

La ONU dice que 2.200 personas han muerto en Siria desde que comenzó el levantamiento popular en marzo, inspirado en otras revoluciones del mundo árabe. Casi seis meses después, los disturbios en Siria han caido en un sangriento punto muerto y ninguno de los bandos parece dispuesto a dar marcha atrás.

El director del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo el martes que un número indeterminado de detenidos sirios heridos no están recibiendo la atención médica urgente que necesitan.

El presidente del CICR, Jakob Kellenberger, habló después que una delegación de su organizacion visitó una prisión siria el fin de semana, la primera vez que se le ha concedido dicho acceso en más de 40 años de operar en el país.

Kellenberger se reunió con Assad el lunes y obtuvo permiso para visitar la prisión central de Damasco, donde se encuentran cerca de 6.000 detenidos, según autoridades sirias citadas por la Cruz Roja.

El martes, la red activista siria conocida como Comités de Coordinación Local y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, dijeron que dos personas, entre ellas un joven de 15 años de edad, murieron cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego desde un retén al sur de la ciudad de Rastan, cerca de Homs.

Un activista político de larga trayectoria en Homs agregó que cinco cuerpos no identificados, entre ellos el de una mujer, fueron hallados en el centro de la ciudad. El activista habló a condición de no ser identificado por temor a represalias.