La filial en Venezuela de Toyota reanudó hoy sus actividades después de que los trabajadores decidieran acatar un fallo de un tribunal y levantaran una huelga que mantenían desde hace más de un mes en reclamo de pasivos laborales, informaron fuentes sindicales.

El secretario general del sindicato (Sintratoyota), Richard Guevara, explicó a Efe que la decisión se tomó durante una asamblea celebrada el pasado viernes para no "desacatar" la sentencia de un tribunal local, que falló a favor de la empresa y prohibió a los trabajadores seguir interrumpiendo las operaciones.

Asimismo, indicó que buscan dar "un paso adelante" para que Toyota retire diez calificaciones de despido contra varios de los integrantes del sindicato.

El paro llegó a su fin después de que la empresa emitió un comunicado en el que llamó hoy a que 1.200 trabajadores de su planta en la ciudad de Cumaná, en el oriente de Venezuela, retomaran la producción "en un ambiente de armonía, colaboración y paz laboral", según reseña la prensa local.

Ese grupo de trabajadores inició el pasado 2 de agosto una protesta para exigir el cobro de unos pasivos laborales que la empresa les negó apoyándose en el fallo a su favor que emitió un juzgado venezolano el pasado 29 de agosto.

Voceros de la dirección de la empresa indicaron la semana pasada a Efe que la central en Japón estaba "sumamente preocupada" por la protesta, que profundizó la ya "dramática" bajada de producción de la planta desde el primer trimestre de este año, con más de 1.200 autos sin ensamblar durante la huelga.

Pese a su incorporación al trabajo, Guevara puntualizó que el sindicato mantendrá los reclamos sobre los pasivos en los tribunales y en la Inspectoría del Trabajo, aunque señaló que por ahora lo principal es discutir las órdenes de despido que la empresa introdujo ante el Ministerio de Trabajo contra ocho líderes sindicales y dos obreros.

"Como la empresa está hablando de mantener la paz laboral, uno de los primeros pasos que podría hacer es desistir de esas calificaciones", consideró el secretario general de Sintratoyota.

Guevara destacó que el convenio colectivo estipula que los despidos deben ser discutidos en una mesa bipartita y que, de no producirse en los próximos días, el sindicato no descarta emprender más medidas de protesta porque, en ese caso, serían "totalmente legales".