Al menos quince personas murieron, doce fueron heridas y ocho permanecen desaparecidas al precipitarse a un río el autobús en que viajaban en el estado de Uttarakhand, al norte de Nueva Delhi, recogen hoy los medios locales.

El vehículo se dirigía hacía la capital estatal, Dehradun, cuando cayó en el cauce fluvial del río Tons durante una maniobra del conductor en el trazado de una curva.

Citado por la agencia oficial india PTI, el magistrado del distrito de Dehradun, Sachin Kurve, precisó que se han recuperado 15 cadáveres y han sido hospitalizadas doce personas, pero todavía permanecen desaparecidas otras ocho.

Según datos oficiales, 125.000 personas mueren al año en las carreteras de la India, lo que le convierte en el país con la red vial más mortífera del mundo.