El gobierno suspendió el permiso a un grupo de empresarios del transporte público que paralizó el lunes su servicio en sectores de la capital y el resto del país para exigir facilidades de pago en multas contra sus motoristas.

La convocatoria de los empresarios no tuvo eco debido a que solo 19 rutas paralizaron sus labores, lo que representa un 1,6% a nivel nacional y un 7% en la capital, informó en rueda de prensa el viceministro salvadoreño de Transporte, Nelson García.

Las zonas más afectadas fue en la capital y sus alrededores donde residen un poco más de 1,5 millones de habitantes y donde el gobierno y la alcaldía pusieron a disposición una serie de unidades para que el traslado de los usuarios.

Los empresarios de la Coorinadora Nacional de Motoristas, exigieron al gobierno facilidades de pago de multas de sus motoristas lo que les permitiría carnetizarse como parte de nuevas reformas a la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

García explicó que el pago de las multas es un requisito en el proceso de carnetización que comenzó en marzo pasado y se extendió por dos meses más en abril para facilitar la inscripción. Unos 1,500 motoristas aún faltan por inscribirse de un total de 10,166 en todo el país.

La carnetización permite un mayor control sobre los motoristas que en los últimos meses han estado involucrados en accidentes de tránsito. La policía exige desde el primero de septiembre el carnet de lo contrario impone una multa de 57,14 dólares y no permite que se continúe utilizando la unidad.