Un total de once personas, ocho de ellas de una misma familia de religión cristiana, resultaron muertas en un ataque perpetrado supuestamente por juventudes musulmanas en la ciudad de Jos, la capital del estado de Plateau, en el centro de Nigeria, informó hoy el diario local Nation.

La matanza, en la que las víctimas murieron por disparos o machetazos, tuvo lugar ayer en el distrito de Heipang, en la zona de Barkin Ladi de Jos, escenario de enfrentamientos étnicos y religiosos desde hace años.

Las autoridades identificaron a algunas víctimas del ataque, como Chollom Gyang, el cabeza de familia, su mujer y sus seis hijos, entre ellos un niño de tres años, mientras que no se facilitaron detalles de las otros tres fallecidos.

Según el jefe del distrito, Emmanuel Loman, es la segunda vez en los últimos meses que una familia al completo es asesinada.

"Ahora estamos todos entre la espada y la pared, pero si nuestras juventudes han decidido llevar a cabo una matanza, nadie debería culparnos a nosotros", señaló Loman.

Los asesinatos de ayer se producen después de que la semana pasada un supuesto grupo de jóvenes cristianos atacaran una procesión musulmana, y desde entonces se han producido varias represalias.

Mientras, efectivos de las Fuerzas Especiales de Intervención del ejército han sido desplegados en el estado de Plateau, con lo que se pretende controlar la tensa situación.

Los militares han recibido órdenes de disparar en Jos a todo aquel que utilice armas o las lleve consigo.

"Las Fuerzas Especiales de Intervención deben ahora usar todos los medios necesarios sobre cualquiera que lleve o que use un arma o objeto peligroso sobre otra persona", afirma en un comunicado el portavoz de la unidad, Charles Ekeocha.

Con casi 150 millones de habitantes que se integran en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, está considerado como uno de los mayores "rompecabezas" del continente en el que las diferencias por cuestiones políticas, religiosas y territoriales se dirimen, por lo general, en confrontaciones armadas.