La Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) lamentó hoy el supuesto comportamiento abusivo de soldados uruguayos hacia un joven haitiano en Port Salut (sur) y anunció que solo aceptará la "tolerancia cero" en casos de este tipo.

"Lamentamos profundamente este incidente", dijo en un mensaje por correo electrónico enviado a Efe la jefe de la Oficina de Información Pública y Comunicación de la Minustah, Eliana Nabaa, quien agregó que ante el impacto que las acusaciones pueden tener sobre la imagen de la misión es necesario reaccionar "con la mayor celeridad y la mayor seriedad".

La Minustah y las autoridades uruguayas han abierto sendas investigaciones tras difundirse un vídeo en el que miembros de la Armada Uruguaya que integran la misión multinacional supuestamente vejan a un joven haitiano.

En el vídeo, del que se difundieron pocos segundos y que fue grabado con un teléfono celular, se ve a un joven haitiano acostado sobre un colchón con los pantalones bajados mientras es retenido por dos militares y un tercero semidesnudo se arrodilla a sus espaldas entre las risas generalizadas.

Nabaa no precisó qué medidas se adoptarán contra los supuestos responsables de los hechos ni cuándo serán efectivas, si bien Uruguay anunció este domingo el cese del jefe del contingente naval de su país en Haití y ordenó la repatriación inmediata de cinco marinos supuestamente implicados en el vídeo.

Sobre la posibilidad de una petición de excusas del jefe de la misión, el chileno Mariano Fernández, a las autoridades haitianas por estos hechos, la responsable de comunicación de la misión se limitó a indicar: "el señor Fernández y el conjunto de la Minustah lamentan profundamente este incidente".

En cuanto al verdadero alcance y naturaleza de los hechos denunciados se remitió a los resultados de las investigaciones en curso y explicó que Naciones Unidas da seguimiento al caso junto a los representantes del país de origen para asegurarse de que, en caso de infracción penal "los culpables de tales infracciones sean juzgados y condenados de acuerdo con las leyes en vigor".

Según indicó Nabaa, la Minustah ha informado sobre las acusaciones a la Misión Permanente de Uruguay en Nueva York por medio del Departamento de Apoyo a las Misiones de Mantenimiento de Paz.

El presidente de Haití, Michel Martelly, expresó hoy su repulsa ante este caso, que calificó de "violación colectiva" en la que "soldados uruguayos son señaladamente acusados por la víctima" y anunció que espera un informe detallado sobre el asunto.

Cerca de un millar de personas se manifestaron hoy ante las instalaciones de la Minustah en Port Salut para protestar por los supuestos abusos y reclamar el enjuiciamiento de los autores, una compensación a la familia de la víctima y la salida de la misión de la ONU del país.

"Se quiera o no, la Minustah debe salir", gritaron los manifestantes, cerca de un millar según las organizaciones convocantes, citadas por el portal digital Haití Press Network.