El presidente panameño, Ricardo Martinelli, anunció hoy que propondrá incluir entre las reformas a la Constitución que estudia una comisión especial, el tema de la segunda vuelta electoral, cuya aprobación impulsa su partido por la vía legislativa y que causó la ruptura de la alianza de Gobierno.

"Voy a proponerla (la segunda vuelta) para que vaya en las próximas reformas constitucionales y que el pueblo decida" en un referendo "el próximo año", declaró Martinelli a los periodistas en un acto oficial.

Una comisión especial, conocida como la Comisión de Notables, discutirá en los próximos meses un conjunto de propuestas de cambios al texto fundamental recogidas entre mayo y agosto pasados, para presentar un anteproyecto de reformas constitucionales al Ejecutivo.

La reforma "integral" de la Constitución fue planteada por Martinelli, que en abril pasado nombró a la comisión de notables.

El presidente panameño además negó este lunes que tenga alguna injerencia en las decisiones de la Asamblea Nacional, que ya aprobó en dos de las tres lecturas necesarias, la mayoría de los 97 artículos del proyecto de ley de reforma al Código Electoral, y dijo que no piensa vetarla si finalmente es aprobada.

Un primer bloque de artículos, del 1 al 60 y que incluye la segunda vuelta, fue aprobado el sábado en segunda lectura con 42 votos a favor y 12 en contra, estos últimos del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), tercera fuerza parlamentaria.

Los votos a favor fueron de la mayoritaria bancada del Cambio Democrático, de Martinelli, y de un grupo de disidentes del Partido Panameñista, del vicepresidente panameño y exaliado del Gobierno Juan Carlos Varela.

Martinelli ofreció sus declaraciones sobre incluir la segunda vuelta en las reformas constitucionales poco después de que este mismo lunes Varela le pidiera "recapacitar y suspender" el debate legislativo del asunto.

Varela, aspirante a candidato presidencial en los comicios de 2014, sostuvo que una reforma electoral de esa envergadura no debe aprobarla un grupo de diputados sino "el pueblo", al que además llamó "a que defienda la democracia", sin más precisiones.

A juicio del vicepresidente y ahora opositor, Martinelli impulsa la segunda vuelta electoral como parte de una "estrategia política" porque su partido, Cambio Democrático, supuestamente carece de un "presidenciable" para 2014.

En principio, Varela sería el candidato presidencial en 2014 de la ahora extinta "Alianza por el Cambio", que se conformó en 2009 y permitió ese año el triunfo electoral de Martinelli con el 61 % de votos.

Por su parte, el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) ha llamado a su militancia y a la sociedad en general a rechazar "en la calle" la propuesta presidencial de una segunda vuelta electoral, por considerarla "inconstitucional".

En un comunicado, el directorio nacional del PRD, la tercera fuerza parlamentaria, añadió que la iniciativa "deja ver claramente" que Martinelli "desde ya quiere dejar sentada las bases para manipular (a su favor) los resultados de las elecciones del 2014".

En principio, Cambio Democrático ostentaba 33 diputados, el Partido Panameñista 20 y el PRD 17, pero esa correlación de fuerzas ha cambiado en los últimos meses con la fuga de varios legisladores al partido del presidente.