Ronaldinho tuvo un regreso triunfal a la selección cuando Brasil venció el lunes 1-0 a Ghana gracias a un gol de Leandro Damiao en un amistoso en Londres.

Leandro, jugador del Internacional de Porto Alegre, celebró su primera titularidad con Brasil con su primer gol para la Verde Amarela: un certero remate tras recibir un pase filtrado de Fernandinho a los 44 minutos.

Ronaldinho, de 31 años, hizo su primera actuación por los pentacampeones mundiales en 10 meses y jugó los 90 minutos. El veterano astro mejoró con el curso del encuentro y forzó al portero ghanés a realizar un par de difíciles paradas con sus clásicos tiros libres combados.

"Ronaldinho es un jugador que necesitábamos volver a traer al equipo", dijo Menezes. "El fútbol de selecciones es mucho más rápido hoy en día y le costó un poco al comienzo, pero luego entró en ritmo y mostró lo que puede hacer en el segundo tiempo. Jugó muy bien".

Ghana, que llegó a cuartos de final en la Copa del Mundo, comenzó bien el partido, pero sufrió la expulsión por doble amonestación del zaguero Daniel Opare a los 34 minutos.

La victoria le da un poco de aire al entrenador brasileño Mano Menezes, presionado luego de caer en cuartos de final de la Copa América en julio. Esta fue apenas su segunda victoria en seis partidos.

La atención estaba centrada en Ronaldinho, a quien Menezes recurrió en momentos difíciles del Scratch luego de varias actuaciones sobresalientes en el campeonato brasileño con Flamengo.

Pero la figura que más se destacó fue la del joven atacante del Santos Neymar, que mostró las gambetas y la habilidad que supieron ser una marca registrada del oriundo de Porto Alegre a mediados de la década pasada.

Así fue que Opare partió temprano a las duchas, al cometerle a Neymar su segunda falta merecedora de amonestación a los 13 minutos. En total el árbitro inglés sacó ocho tarjetas amarillas.

Antes de la expulsión, Ghana había sido el mejor en la cancha, aunque no llegó a crear situaciones claras ante Julio César.