Un terremoto sacudió el martes la isla de Sumatra, en el oeste de Indonesia, donde causó la muerte a un chico de 12 años e hizo que numerosas personas abandonaran las casas y hoteles en que se encontraban.

Cientos de pacientes fueron desalojados de al menos un hospital, algunos de ellos en sillas de ruedas o con las bolsas de suero todavía conectadas a sus brazos.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el movimiento telúrico tuvo una magnitud de 6,6 con epicentro a una profundidad de 110 kilómetros (62 millas) y a 100 kilómetros (60 millas) al suroeste de la ciudad de Medan.

El temblor, que ocurrió alrededor de la una de la mañana del martes hora local, despertó a personas que dormían en poblados y aldeas en todo el extremo norte de la isla.

Maura Sakti, alcalde de la localidad de Subulussalam, dijo a la estación local TVone que un chico de 12 años murió a causa del sismo. Dijo que no tenía más detalles sobre víctimas ni daños.

Los residentes en Singkil, una zona próxima al epicentro, dijeron que algunos postes de electricidad se vinieron abajo y cayeron sobre casas. La caída de postes causó la interrupción del suministro de energía.

"Mi esposa gritaba, mis hijos gritaban", dijo Burhan Mardiansyah, de 37 años. "Vimos cuando nuestras paredes comenzaban a agrietarse y se caía todo dentro de la casa".

"Gracias a Dios que estamos a salvo".

Indonesia se extiende sobre en una serie de fallas geológicas debido a lo cual la vasta nación isleña registra bastante actividad volcánica y sísmica.

Un sismo de gran magnitud ocurrido el 26 de diciembre de 2004 frente a las costas del país causó un tsunami en el océano Indico que dejó 230.000 muertos, la mitad de ellos en la provincia de Aceh, en el extremo oeste de Indonesia.