El tenor Salvatore Licitra, uno de los más importantes del panorama operístico italiano, falleció hoy en el Hospital Garibaldi de la localidad siciliana de Catania, donde permanecía ingresado desde el pasado 27 de agosto, tras resultar herido de gravedad en un accidente de tráfico.

Licitra ingresó entonces en el hospital muy grave y tuvo que ser intervenido en la cabeza para reducir un importante hematoma, informan los medios italianos.

Asimismo, el tenor sufría un importante traumatismo craneal y torácico, producidos por el accidente de moto que sufrió en Catania la pasada semana, mientras iba a cenar con su novia a un restaurante de la zona.

Una isquemia cerebral provocó la falta de riego en el cerebro e hizo perder el control de la moto a Licitra, de 43 años, al que todos consideraban el heredero de Luciano Pavarotti.

Licitra no pudo superar las múltiples complicaciones en su estado de salud y falleció hoy, dijeron.

La familia del tenor ha decidido, según apuntan los medios, donar sus órganos.

Una capilla ardiente se instalará en el teatro "Vincenzo Bellini" de Catania para que todos sus seguidores, amigos y familiares puedan rendir tributo al artista fallecido.

Licitra, nacido en Suiza de padres sicilianos, debutó como tenor en el Teatro Regio de Parma con "Un ballo in maschera" de Giuseppe Verdi en 1998, y en 1999 fue elegido por el director Riccardo Muti para interpretar en el teatro de La Scala "La forza del destino".

Su gran salto a la fama llegó el 11 de mayo de 2002 cuando debutó en el Metropolitan Opera de Nueva York reemplazando a Luciano Pavarotti en "Tosca" y su actuación fue seguida delante del teatro con una pantalla gigante por cerca 3.000 espectadores que le dedicaron una ovación de varios minutos.